viernes, 23 de mayo de 2014

Los días son uno y siempre.




Hoy es mañana.

Cada día no son mas que el recuerdo
de aquellos que el silencio no pudo.
Los que han compartido los espacios que he vivido
alumbrando las obscuridades que son caminos.


Cuando los años dicen
olvidan lo maliciosos que ellos mismos son.

Todo aquello que traen junto a sí mismos,
como si nada, vienen y van.

Respeto y felicidad no son palabras gastadas.


Esas realmente son palabras que se gastan
porque uno mismo las gasta y el mercado.

Porque hay que estar a la moda
y pienso en eso porque mi padre estaba a la moda.


Si no es así, perseveró y se puso a la moda.


Cuando hay tiempos duros, la mayoría deben sentirse. Solo y en soledad.

Es, sin embargo, la alegría de un día en un año o en un segundo cuando se hace hoy.

1 comentario:

Nilamani Das dijo...

Sus letras son muy interesantes, le felicito por su blog.

un árbol de bendiciones y felicidades para usted.