miércoles, 8 de diciembre de 2010

Voy a tiempo



Lo que olvido
aquello que yo recuerdo
porque no pude hacer nada
aunque lo hice casi todo
no demostró más que amor.

No es como el río que corre
ni es como el valle que ríe
no es como montaña que aguarda
las una y mil noches por hablar
el día que quieras estar.

He esperado hasta a la espera
mirando desde una ventana
por la puerta la mañana
y la flor que no rebaja
cuando se pone mas roja.

La piedra se hace un camino.

La canción tiene su tino...

1 comentario:

65segundos dijo...

precioso poema. paste por mi blog