miércoles, 30 de junio de 2010

Canción de Dante

Ella dijo donde estaba
arrugada por los pechos
como durmiente barato
repitió por donde andaba.


El costo fue
como no se imaginara

andando por los caminos

deshaciendo los senderos

pidiendo que no se olvidara de mí...


Que no se olvide de mí...


Hojas de un monte lejano

tan cerca como tu luna
lejos de vientos calientes

ilusos dime y olvido.


No te olvides de mí...

Apretando madrugadas
arrimando una patraña

historias para una vela de Roma

como controla es que daña.


Si es que por nombre Beatrice

y el monte se llama Etna

el monte de los olvidos

el barril de los recuerdos.


Hay que regresar al mundo

temprano de madrugada

como se espera cualquier viento

una estrella o la carnada.


Roma quería que representaran el Poder...

La belleza es igual al valle
frente a frente a la montaña

lugar donde imaginarás
lo que en otras noches lograras.


La ignorancia es instrumento

muy lleno de la estrategia

alimento de corderos

castigo de toda alma.


Beatrice no se olvidó de mí...

me ayudó a poder por lo menos

a que pudiera estar exiliado

en un país sin patria...manipulado.

No hay comentarios: