miércoles, 24 de septiembre de 2008

Lo que Tengo se ha Vestido


LO QUE TENGO SE HA VESTIDO


Tengo lo que ya he perdido
dos capullos
tus dos ojos y el olvido.

Siempre recuerdo la calma
al acostarme en mi cama
como siestas meridianas,
una sola
dos ventanas
las palabras
la ternura y el recuerdo.

Como es que no puedo mirarte
si conozco hasta tu alma
llena del mejor corozo
con agua para mojarte.

Las mañanas echan gritos
la libertad se entristece
el timón tuerce y retuerce
pero no hay mas caminos.

Húmedo
Patente
Ilusorio
Fuerte
encantado por tu encanto
lleno porque tu olvidaras
ya que al saber que eres rosa,
la rosa de los olvidos
te pone mustia tu frente
entibiando mi sentido.

¿Como no se lo que anda
cuando noto la mañana
Al mirar cada baranda
que brilla con tu mirada?

Será cierto lo que pienso
es lo que siento en el alma
estoy lleno de silencio
porque solo a tí te esperara.

Con el canto de las flores
el tino de los amores
el dolor de los olores
y el amor de los dos soles.

Voy a buscar lo que guardas 
ya me pondré ropa de mi alma
aprenderé las comidas
surcaré cada mañana.

No quiero causar molestia
lo que quiero  ya no estaba
pretenderé abrir mi diestra
porque está bien sofocada.

Creo que entenderé de los mares
aunque me guste a mi el agua
conocer los cinco soles
que tienes en la mirada.

El ánimo no conviene
te enturbia de pronto el sino
dibujaré lo que tiene
aquí en la frente mi tino.

Hoy yo recuerdo con gracia
que tu sonrisa es de paja
tu hermosa boca que habla
la ternura de tu espalda.

La quemazón provocada
tu sinrazón me quedaba
una espera ya sentada
lágrimas de madrugada.

1 comentario:

Patrí dijo...

Aveces hay esos momentos, esos instantes que nos permiten distinguir lo poroso de nuestras pertenencias, ya lo dijo Nietzsche:"Nada me pertenece, sino el pensamiento, que sin grilletes fluye de mí libremente y todo momento favorable que la vida me permite vivir..."